5 coberturas básicas del seguro de hogar

7 de Enero de 2016
 
Volver

5 coberturas básicas del seguro de hogar

 

Crear un hogar confortable, seguro y con todas las comodidades conlleva un gran esfuerzo. Pensar que todo el trabajo se puede ir al traste por un fortuito e inesperado accidente… pone los pelos de punta. Los accidentes no se pueden prever y evitarlos es difícil cuando no están al alcance de tu mano, pero contar con un seguro para proteger el lugar en el que vivir cada día, es sinónimo de tranquilidad.

 No existe obligación legal de contratar un seguro para el hogar, pero resulta importante considerar el hecho de proteger todos nuestros bienes de algún modo. Además, no se trata solo de proteger lo nuestro sino también de proteger a los demás de lo que nosotros podamos provocar. No contar con un seguro de hogar o contar con uno que no nos dé garantías de protección puede resultar muy perjudicial para nuestro bolsillo, en caso de producirse un incidente. Según la Memoria Social del Seguro Español de 2012 realizada por la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa) y tomando los datos de ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones), el 79% de los hogares que están asegurados en España no tienen ningún siniestro, pero ¿y si eres del 21% restante?

Para evitar imprevistos hay 5 coberturas básicas de un seguro de hogar que aportan tranquilidad a cualquiera de sus titulares:

  • Continente. Proteger tu vivienda estructuralmente hablando es lo que proporciona una cobertura de daños de continente. Nos referimos a techos, suelos, paredes, ventanas, instalaciones… todo aquello que forma parte del conjunto de construcción.
  • Contenido. Contar con una cobertura en la que queden protegidos todos aquellos bienes que introducimos en la vivienda, tales como muebles, electrodomésticos, joyas… garantiza la reparación de los daños que éstos sufran. El valor asegurado es imprescindible que sea el real, ya que de ese valor que quede fijado en la póliza dependerá el importe de las indemnizaciones en caso de siniestro.
  • Responsabilidad Civil. En esta ocasión se trata de proteger a los demás. La cobertura de Responsabilidad Civil es la que se encarga de cubrir los daños provocados a terceros. En este apartado hay ocasiones que se suele contemplar también a las mascotas, importante a tener en cuenta para los amantes de los animales.
  • Robo. Según datos de la Central Receptora de Alarmas de Securitas Direct los robos en casas en España han aumentado un 33,5% respecto al anterior año. Parece motivo suficiente para tener esta cobertura de manera imprescindible en la póliza del seguro de hogar. La sustracción de cualquiera de los bienes contemplados en el seguro se indemnizan gracias a esta cobertura.
  • Incendio y daños por agua. Según ICEA, el 34% de los siniestros sufridos en el hogar y que necesitan de la intervención del seguro son provocados por agua. Estar protegido ante tales sucesos es primordial dentro de un seguro de hogar. Además dentro del seguro básico, es necesario incluir la cobertura de incendio, ya que no tenerla puede suponer la pérdida total de la vivienda o de su valor.

Este es el top 5, pero hay más coberturas que pueden hacer que tu póliza respalde por completo a tu hogar. Lo que es verdaderamente importante es estipular bien las cantidades aseguradas ya que de ello dependerá la respuesta de la compañía aseguradora. Valorar correctamente el contenido y el continente, así como establecer una alta cantidad para la Responsabilidad Civil, garantizan una buena tranquilidad como punto de partida. Recuerda que, hoy por hoy, las compañías aseguradoras apuestan por personalizar los seguros, de modo que es posible que puedas crear una póliza a la carta.

Publicado en cinco dias